Reseña: Oso, Marian Engel





Título: Oso
Título original: Bear
Autor: Marian Engel
Editorial: Impedimenta
Se publicó: abril 2015
Sinopsis:

La joven e introvertida Lou abandona su trabajo como bibliotecaria cuando se le encarga hacer inventario de los libros de una mansión victoriana situada en una remota isla canadiense, propiedad de un enigmático coronel, ya fallecido. Ansiosa por reconstruir la curiosa historia de la casa, pronto descubre que la isla tiene otro habitante: un oso. Cuando se da cuenta de que este es el único que puede proporcionarle algo de compañía, surgirá entre ellos una extraña relación. Una relación íntima, inquietante y nada ambigua. Gradualmente, Lou se va convenciendo de que el oso es el compañero perfecto, que colma todas sus expectativas. En todos los sentidos. Será entonces cuando emprenda un camino de autodescubrimiento.





La historia con este libro fue cuanto menos curiosa. Desde luego no es un libro del que me hubiera fijado de primeras, de hecho no sabía ni que existía. Sin embargo fue en la Feria del Libro de este año cuando lo conocí, debido a que una amiga se acercó a la caseta de la editorial buscando uno. Ella no encontró el suyo, pero a mí me presentaron este. El editor de la editorial que me lo recomendó me habló de la historia de amor de la protagonista... con un oso. Con un oso que es un oso y sin elementos fantásticos de por medio (no era La Bella y la Bestia) y de lo controvertido que fue en su momento. Mientras me explicaba todo esto, tres señoras se llevaron el libro sin añadir nada más. Por un momento pensé: dios, ni que les hubieran pagado y estén haciendo de gancho o algo para vender más. ¡Fue surreal! Así que nada, tuve que llevármelo. 

El caso es que controvertido era. La historia, como bien indica la sinopsis, gira alrededor de la joven Lou que trabaja en el instituto de historia de un pueblecito canadiense y a la que eligen para ir a la mansión de un misterioso coronel que la deja como legado a su instituto. La casa está situada en una isla de Ontario que está rodeada de bosque y nada más. Solamente está la casa... y un oso. Es como un perrete que tienen en una cabaña detrás de la casa y que no saben cómo fue a parar ahí. Así que allá va Lou, lista para documentar los valiosísimos libros y archivos que tenía el coronel en la mansión y a dar de comer al oso, al que no puede echar porque es parte del sitio y punto.

Lo cierto es que la historia en sí es muy "sencilla" y me explicaré. No hay grandes acontecimientos, simplemente se narra el día a día de Lou documentando todo lo documentable en la amplísima biblioteca del coronel y en cómo va pasando su verano allí. Desde que se levanta hasta que se acuesta la autora nos narra todo lo que hace Lou durante el día, aventuras con el oso incluidas. No hay grandes giros ni pasa nada más allá, así que si buscas algo más movido en ese sentido, no es tu libro. Eso sí, sorprender te vas a sorprender porque sí que hay cosas que cambian en la vida de Lou y evidentemente son relacionadas con su compañero animal.

Lou llega a la isla bastante perdida: no sale mucho, no tiene demasiados amigos, no tiene pareja y se consuela con sexo esporádico (simplemente sexo, nada de sentimientos) y cree que no ha llegado a la cima de su vida profesional. Además se quiere más bien poco y lo que la isla le aporta es un soplo de aire fresco y una experiencia totalmente nueva e inolvidable. La verdad es que me gustó ver su evolución desde que pisa la isla hasta que se va, porque vemos un claro cambio en el personaje y eso está muy bien reflejado. Me gustó mucho la forma en que está narrado y también todas las referencias que tiene el libro, ya que gracias a los paseos de Lou por la biblioteca, vemos bastantes. Añado a esto último que una de las cosas que más me gustaron fueron todos los recortes que Lou va encontrando sobre los osos. Historias, leyendas, datos reales... a medida que avanza en documentar toda la biblioteca del coronel, se va encontrando con estas cosas y me resultaron bastante curiosas.

No va pasando nada más salvo el ir y venir de Lou por la isla, aderezado con conocer nuevos personajes e ir estrechando lazos con el oso. Tengo que decir que de no haber estado narrado como estaba, puede que me hubiera aburrido un poco. Porque no pasa nada más, y a veces se me hacía algo cansino. Pero claro, el hecho de que la historia sea como es permite ver claramente ese autodescubrimiento de la protagonista y se hace muy interesante. La autora nos mete de lleno en la soledad de Lou y en sus excentricidades, en todo lo que hace estando ahí sola. Y en cómo poco a poco va descubriendo cosas de sí misma y va evolucionando en compañía de un animal que si bien le inspira miedo desde un principio, luego llega a quererlo de una manera que solo se entiende leyendo el libro.

Porque hablando en plata, cuando uno ve esa portada tan explícita y lee la sinopsis se le pasan varias cosas por la mente sobre qué pasará entre la protagonista y el oso. Hay que leer el libro con la mente abierta, pensar que va más allá de una morbosa historia sobre, probablemente, zoofilia o bestialismo. Lou, se sentía sola, y encuentra en el oso un compañero perfecto. Ambos se entienden a su manera, comparten cosas y llega a quererlo más puramente de lo que nunca había querido a un ser humano. El libro tiene escenas muy tiernas entre ellos dos que a medida que lees vas entendiendo, entiendes el comportamiento de Lou y su relación con el oso pero también hay escenas bastante explícitas que si bien chocan tienen un porqué que en cierta manera, tal y como se nos presenta la historia y cómo evoluciona la vida de Lou, también llegas a comprender cómo pasan.

El final me ha gustado, porque no se ceba más en la relación que tiene con el oso sino que acaba de una manera bastante propicia y lo deja muy bien, pero puede que esperara algo más sobre la vida de ella.

Controvertida, sin tapujos y mostrándonos mucho acerca de los osos y la vida en Canadá, Oso es una novela corta que se deja leer y que nos dará qué pensar. Sobre el amor, la soledad, la amistad y el autoconocimiento.









- Primer capítulo

- Ficha del libro













Comparte en Google Plus

Sobre - Bella -

En la red me conocen como La Soñadora y administro Soñadores de Libros desde 2009. Trabajo en marketing digital en la editorial SM y estudio idiomas. Creé Las Reglas del Lector y soy una de las organizadoras y creadoras de la Blogger Lit Con. Me encantan las distopías, los buenos debates, el chocolate y hacer nuevos amigos lectores.

4 nubes :

  1. ¡Hola, Bella!

    Acabo de leer el primer capítulo y me gusta cómo es la narración de la autora. Aunque tengo miedo de que me aburra, puede que le dé una oportunidad porque he visto en la ficha técnica que no tiene demasiadas páginas.

    Leyendo la sinopsis, creí que sería algo como «La Bella y la Bestia» (incluso un retelling, no sé) y me había llamado en un principio por esa idea. Me he llevado una pequeña decepción al ver que no tenía fantasía y me sigue extrañando la relación íntima que habrá entre la mujer y el oso (porque si fuera una persona transformada, pues entenderías su comportamiento, supongo). Sin embargo, lo apuntaré por algún lado y, si lo leo, te haré caso e iré con la mente abierta.

    Un saludo y gracias por el controvertido descubrimiento ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Wow! Vaya premisa, la verdad es que tengo curiosidad por leer la novela, más allá de lo que pueda parecer a simple vista puede ser una buena historia, gracias por tu reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hooooola!! ;)

    Vaya, es el típico libro que vería en una librería y no me llamaría la atención por su portada... Pero ahora, al ver de qué va y conocer un poquito tu opinión, lo voy a tener en cuenta para futuras lecturas (aunque mi lista de libros es interminable. Jajaja)

    Un abrazacoooo :D

    ResponderEliminar
  4. Pero qué libro más raro. No sé, me llama la atención por el controvertido tema, pero no es un libro que termine de resultar lo mío me parece..."raro". Dejando de lado que me aburriría por la falta de acción y que me gusta el oficio de la protagonista, esta relación no la termino de ver, y menos si tiene cosas explícitas. Va a ser que no.

    Un saludo,
    Laura.

    PD: Muy curiosa tu historia de cómo adquiriste el libro :O

    ResponderEliminar