Reseña Cómic: Aquel verano, Mariko y Jillian Tamaki




Título: Aquel verano
Título original: This one summer
Guión: Mariko Tamaki
Dibujo: Jillian Tamaki
EditorialLa cúpula
Se publicó: Julio de 2014
Sinopsis: Rose y sus padres han veraneado en Awago Beach desde que ella era una niña. Es su escapada anual, su refugio. Su amiga Windy también está allí siempre, la hermana pequeña que nunca tuvo, completando su familia de verano.Pero este verano es diferente.
La madre de Rose y su padre no dejan de discutir, y Rose y Windy se han visto envueltas en una tragedia que se cierne sobre el pequeño pueblo costero. Es un verano de secretos y angustias, pero al menos se tienen la una a la otra.





Le tenía muchísimas ganas a este cómic porque se acerca bastante a lo que suelo buscar en uno: que me relaje, me meta en una historia corriente con la que pasar un buen rato y que tenga un final de los que calan. Bueno pues Aquel verano tiene alguna de esas características, pero no todas.

Nos encontramos con la historia del verano de Rose, una adolescente que pasa todos los veranos con su familia en Awago Beach desde que tiene cinco años. Allí siempre se reencuentra con su amiga Windy y suelen hacer muchas cosas juntas. ¿Qué pasa? Pues que las cosas no van muy bien en la familia de Rose y el verano se vuelve algo más turbio de lo habitual.

Partiendo de esa premisa comenzaré por decir que las historias sobre la vida de tal o cual personaje, suelen gustarme mucho y me parecen muy relajadas. Son historias realistas en las que se plantea un problema en la vida del personaje y una solución en algunos casos y hasta ahí. Suelen ser historias "lentas" por así decirlo, ya que se va contando al detalle un punto de la vida de dicho personaje, como es el verano de Rose en este caso. Así que yo sabía con lo que me iba a encontrar y me gustaba, sin embargo me ha dejado un regustillo agridulce. 
No esperaba encontrarme nada más allá que el verano de esta chica. Páginas y páginas de dibujos de una tarde soleada, la playa o los árboles, que realmente te transportan a ese pequeño pueblo que es Awago Beach. Y me encanta que se detenga en esas cosas y el cómic vaya con un ritmo más calmado que otros que te meten de lleno en una aventura con la que no tienes descanso. Pero pese a ello, a medida que iba leyendo, me daba cuenta de que no me entretenía lo suficiente. Ya había leído cómics del estilo, como Blankets, por poner un ejemplo, donde se cuenta la infancia y adolescencia de su protagonista con todo lujo de detalle, sin embargo sí que me mantuvo interesada, cosa que con este no me ha pasado la mayor parte del tiempo. De pronto estaba metida en la historia y de pronto me encontraba fuera. Algunas situaciones me sacaban de ella completamente y quizá debería decir que fue porque me esperaba más o me esperaba otra cosa, pero lo que sucedía no tenía la suficiente fuerza o interés para que me mantuviera entretenida.



Lo que debo conceder y con creces es que la ambientación está muy conseguida y lograba transportarte a aquellas playas, hacerte sentir la brisa marina o el olor a esos árboles que rodeaban el lugar. Ni qué decir el dibujo y los colores. Todo su conjunto me gustaba muchísimo y me relajaba, así que gracias a todo eso, las trescientas veinticuatro páginas de las que está compuesto el cómic se pasaron bien y a buen ritmo.

En cuanto a los personajes no hay ninguno con el que haya conectado especialmente, porque se me quedaron bastante planos, incluso la protagonista. Si es cierto que Windy, la amiga, inspiró en mí cierta ternura. De hecho muchas veces me preguntaba cómo es que esas dos eran amigas porque ni lo parecía, quitando dos achuchones de turno y que hacían cosas juntas. Sus conversaciones eran algo banales (tampoco esperaba que se pusieran a filosofar de la vida, entiéndase) para estar pasando lo que estaba pasando en la vida de Rose y supuse que profundizarían más en los temas que estaban viviendo como el primer amor o la ruptura de una familia. Sí es cierto que se ve bien el quebradero de cabeza que sufre Rose en su interior y todas las preguntas que le surgen y los problemas internos contra los que lucha todo el verano, eso está muy bien conseguido. Notamos un gran cambio en ella desde que llega a Awago Beach hasta que se va, sin embargo no sé si es que me esperaba algo más u otro tipo de resolución de esos problemas... que se me quedaba todo muy cojo y muy plano.

Ya del final decir que me ha parecido algo superficial. Realmente me quedé con un mensaje que si bien parecía querer causar gracia o darle un toque cómico y dejarte con la sonrisita... después de todo lo que se ha ido viendo de aquel verano, pues no lo ha conseguido. No creo que haya sido falta de entendimiento con el mensaje, realmente, pero me ha pegado muy poco. Con cierta situación me he quedado triste, con otra indiferente y con la última página he exclamado un: ¿en serio? enorme. 

Es un sí, pero no. Y un no agridulce.


Comparte en Google Plus

Sobre - Bella -

En la red me conocen como La Soñadora y administro Soñadores de Libros desde 2009. Trabajo en marketing digital en la editorial SM y estudio idiomas. Creé Las Reglas del Lector y soy una de las organizadoras y creadoras de la Blogger Lit Con. Me encantan las distopías, los buenos debates, el chocolate y hacer nuevos amigos lectores.

2 nubes :

  1. ¡Hola!
    Me pasó algo parecido con esta novela gráfica. El dibujo me parece precioso y los colores también, estéticamente es un sí rotundo. Sin emabrgo, la historia no tiene la fuerza suficiente, creo que tiene muchos momentos vacíos que realmente no aportan nada a la historia y el final, sí, totalmente de acuerdo, podría haber cerrado la historia. Pero bueno, teniendo en cuenta que Rose volverá el verano que viene al mismo sitio, la historia no termina, sino que más bien se queda en suspensión. Al menos así es como yo lo veo :)
    ¡Nos leemos!

    PD: Me apunto Blankets ^^ que no la conocía y me llama mucho

    ResponderEliminar
  2. No soy muy de este género, y aunque el dibujo es bonito, la trama no me atrae. Y por lo que veo, no ha terminado de convencerte, así que paso.

    ResponderEliminar