¿Qué hacer cuando un libro nos parece horrible?




A veces en nuestra vida lectora topamos (y toparemos) con libros que no nos gustan. Es más, ¡que nos parecen horribles! Entonces se nos presentan un sinnúmero de posibilidades a cual más descabellada para hacer con él, porque claro, no lo quieres. Por más que te lo hayas comprado, ¿qué hace ese libro mancillando tus estanterías? ¡No señor! Cada vez que lo ves ahí al lado de los libros que sí que te han hecho sentir algo lo único que quieres es devolverlo a las garras del Averno de donde no debería haber salido. Así que empiezas a preguntarte, ¿y qué hago yo con esto?


1. Lo regalas. O no, porque no quieres que nadie más sufra con ese libro, ¿o acaso vas recomendando por ahí libros que no te gustan? No puedes hacerle eso ni a tu peor enemigo... (queaunquequierasqueseloleanolehacesunregalo)

2. Lo quemas. Vamos: bidoncito de gasolina, cerilla y al descampao. Pero tampoco queremos causar un accidente, así que queda descartado no vaya a ser que nos quememos las cejillas.

3. Lo exorcizas. Ese libro solo pudo salir de lo más profundo del inframundo y lo mismo con un poco de agua bendita tienes suerte y mejora. O se le corre la tinta.

4. Lo intercambias. "Oye, Librencia, este libro ya lo he leído y lo quiero cambiar, ¿intercambiamos libros?" ¡Y uno nuevo, lustroso y probablemente mejor que el que has leído! Pero tienes que ser justo y, aunque para gustos colores y lo que a ti no te ha gustado a lo mejor a Librencia sí que le gusta, debes ir con la verdad por delante y advertirle de que a ti no te ha molado nada. Una vez dicho eso, en las manos de Librencia está aceptarlo o no. ¡Igual para ella es una maravilla!

5. Bookcrossing. Lo dejas en el banco de un parque y alguien lo recogerá.
Años después puede que siga ahí porque lo han devuelto por los siglos de los siglos, pero eh...

6. Origami. Ahí hay material...

7. El mejor lugar del mundo. El trastero. Donde nunca encuentras nada de lo que has ido a buscar... así que probablemente no lo vuelvas a ver.


¡Y así nos libramos del problema!




Sea como sea y aunque estas pautas sean una tontería para echarse unas risas en clave de humor, siempre debemos tener en cuenta que ese "libro horrible" ha sido escrito por una persona que le ha puesto mucho cariño y esfuerzo, así que siempre hay que tener respeto por el trabajo de los demás. ¡Reírse es sano pero también respetar!
Comparte en Google Plus

Sobre - Bella -

En la red me conocen como La Soñadora y administro Soñadores de Libros desde 2009. Trabajo en marketing digital en la editorial SM y estudio idiomas. Creé Las Reglas del Lector y soy una de las organizadoras y creadoras de la Blogger Lit Con. Me encantan las distopías, los buenos debates, el chocolate y hacer nuevos amigos lectores.

12 nubes :

  1. A mí After me llegó de un intercambio, después de leerlo/sufrirlo decidí que ese libro no iba a pasar por las manos de nadie más y lo lleve al contenedor de reciclaje, tal cual xD al menos así iba a servir para algo (?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Al contenedor de reciclaje? ¡Qué fan me hago!
      Pues sí, oye xD Te acabo de imaginar y me ha hecho toda la gracia

      Eliminar
  2. Me suena lo del reciclaje xDDDDDD
    yo generalmente los regalo.

    ResponderEliminar
  3. Yo los dejo en un mueble ocultos del mundo esperando a que surja alguna oportunidad y poder darles mejor vida... o acabar con su vida.
    ¡Un abrazo muy fuerte! :D

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajajaj ¡Qué entrada más divertida! Lo cierto es que tengo varios libros así que pensé en intercambiar, pero es como dices, no quiero que nadie más sufra XDDDDDDDD Al final está en lo más profundo del armario, dónde de momento no lo veo. Algún día regresará para volver a traumatizarme jajajaajajaj

    ResponderEliminar
  5. Uff... a mí me ha pasado con varios libros y por una parte los odio a muerte y quiero destrozarlos, pero por otra me da pena porque todos hemos puesto mucho esfuerzo. El autor escribiendo, los editores corrigiendo, los de publicidad metiéndotelo por los ojos, el tendero que te lo vende y yo leyendo. Pero a veces es mejor no pensarlo demasiado... y pasar a la siguiente lectura. :)

    ResponderEliminar
  6. Genial entrada!! Los míos terminan en el trastero pero la opción número tres me la apunto,ja,ja.
    Acabo de descubrir tu blog y por aquí me quedo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Me has dado una idea con un libro que yo me sé ;P No puedo deshacerme de él porque es un regalo que me hicieron algunas amigas por mi 18 cumpleaños (aunque después de eso me tuve que replantear ciertas cosas... ¬.¬), pero el origami no sería deshacerme de él, sería darle una nueva y más decorativa vida jajajaj

    besitos<3

    PD. No sé porqué pero no me salen tus entradas en mi lista de blogger u.u Con lo que echaba de menos pasarme por aquí! ^^

    ResponderEliminar
  9. Hola....Que buena entrada! :) me gustó muchísimo....en mi caso, por mas que no me gusten los libros, prefiero quedármelos y verlos ahi, eternamente en el estante de mi biblioteca...es que ,me gustan tanto los libros y ese olorcito peculiar, me encanta...así que me dolería regalar, donar o botar un libro....ya que por mas feos que hayan sido...no merecen el destierro o morir en la hoguera...jeje! ya soy tu nueva seguidora ....Un fuerte abrazo! vengo de http://monalisa40.blogspot.pe/

    ResponderEliminar
  10. A partir de ahora voy a hacer Origami con toda la saga after, apuesto mi saga de "Las Crónicas Lunares" y "Una Corte De Rosas Y Espinas" a que llego hacer las mil grullas con todos los libros de esa saga.

    ResponderEliminar