5 consejos para cuidar tus libros




La vida de nuestros libros puede ser muy corta si no les damos los cuidados necesarios de vez en cuando y es que se pueden deteriorar y estropearse del todo. Cuidarlos como se merecen solo lleva 5 minutos y en unos sencillos pasos. Aquí consejitos para cuidar tus libros:

1. Polvo eres y en polvo te convertirás. El polvo es uno de los mayores enemigos de los libros, ¡cuidado! Si dejamos a nuestros libros en la estantería mucho tiempo sin que les dé el airecito y sin limpiarlos, irán acumulando una espesa capa de polvo que los puede estropear. Por eso es bueno que de vez en cuando los saquemos uno a uno y los limpiemos con un pañito seco. También es recomendable que cuando los saques limpies el mueble, ¡ahí también habrá polvo! Y hablando de muebles procura que tus libros nunca toquen el fondo de la estantería donde los dejas.

2. Humedad. Intenta no dejar tus libros en un lugar húmedo (no los dejes cerca de una ventana, por ejemplo) ya que esto puede hacer que el papel se deforme o se altere la tinta, ¡y ya no lo podrías leer bien! Aparte podrían surgir hongos que, literalmente, "se coman" tus libros.

3. El calor. Al igual que la humedad es mala, el calor también lo es. Procura no dejar tus libros cerca de una estufa, por ejemplo, ya que también puede deformar tus páginas y hacerlas quebradizas. Incluso tornarlas amarillentas.

4. Que me olvido, que me olvido. Los marcapáginas son importantes a la hora de acordarnos por dónde dejamos la lectura, pero al acabar la misma, ¡no te los olvides! Ten cuidado con lo que se queda dentro de tus libros (marcapáginas, señaladores de metal, cualquier otro objeto-no-identificado que hayas seleccionado para marcar... ¡incluso si te gusta dejar flores u hojas para que sequen dentro!) ya que a la larga puede deformar tu libro y en el caso de las flores, tintar las páginas.

5. A colocar. La colocación en la estantería también es importante. Mucho cuidado con apretujarlos unos contra otros, ¡ellos también tienen que descansar! Deja un pequeño espacio (suficiente para que no se te vayan a la virulé) entre unos y otros para que no se deformen ni las páginas ni se dañe la encuadernación. Además a la hora de sacarlos te será mucho más fácil y evitarás accidentes no deseados (como que se rayen las tapas, ¡horror!).


Espero que os hayan sido útiles y si tenéis alguna duda, ¡os espero en los comentarios!
Comparte en Google Plus

Sobre - Bella -

En la red me conocen como La Soñadora y administro Soñadores de Libros desde 2009. Trabajo en marketing digital en la editorial SM y estudio idiomas. Creé Las Reglas del Lector y soy una de las organizadoras y creadoras de la Blogger Lit Con. Me encantan las distopías, los buenos debates, el chocolate y hacer nuevos amigos lectores.

17 nubes :

  1. Mira, es que eres taaaaaaaaaaaaaaan original que lloro; me encantan estas entradas de consejos y pequeños tutoriales, de verdad, me encantan. Igual, si se me ocurre alguno, hago algo en el blog, porque, de verdad, me encanta cómo los haces y cómo ayudas.
    Yo no suelo limpiar los libros ni las estanterías... y pasa lo que pasa xDDDD
    Un besazo, Bella <3

    ResponderEliminar
  2. Madre! Con esta entrada me he dado cuenta de algunos fallos que cometo. Gracias por tus consejos!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaa^^

    Que buenos consejos.
    Quiero añadir uno, mejor no leer en la playa jajajajaj a no ser que tapes el libro con una sombra.... la tinta se derrite y puede llegar a emborronarse jajajajajaja

    Lo sé, soy un tormento y no tengo remedio jajajajajaja Pero bueno ya sé lo que no tengo que haacer jajajjajaj

    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Holaa!! Son muy cuquis tus consejos, se tendrán en cuenta, un besito:)

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos consejos ^^
    Lo del polvo yo lo tengo solucionado, están forrados que no le entra ni una pizca de polvo jaja.

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  6. No sabía eso!! O.o
    Me guardo la entrada para hacer una limpieza este verano que creo que ya va siendo hora.
    ¡Muchísimas gracias por los consejos!
    Besoos infinitos~!

    ResponderEliminar
  7. ¡Muchas gracias por los consejos! Algunos ya los conocía pero otros no. Un besote :)

    ResponderEliminar
  8. El ultimo punto esta muy bien cuando tienes pocos libros o mucho sitio pero cuando tienes mucho de lo primero (y no me quejo :P) y poco de lo segundo, a ver como te las arreglas :/

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. ¡Muy buenos consejos!
    Siempre viene bien que nos recuerden cómo cuidar nuestros queridos libros. Con lo caros que van... ¡como para no hacerlo!
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¿Lo de que no toque el fondo de la estantería... puedes explicar por qué?

    ResponderEliminar
  11. Hola!!! muchas gracias por estos consejos que vienen muy bien para conservar nuestros libros, lo que yo tampoco comprendo es que no toquen el fondo de la estanteria.
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya me quedo por aquí, así que tienes un seguidor nuevo.
    Te invito a visitar mi blog y a seguirme si te gusta.
    Un abrazo, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser por que no se abolle el borde, pero si no lo empujas al fondo no pasa nada creo, más que nada porque algunos si no los pego al fondo se caen xD

      Eliminar
  12. Estos consejos me hacen recordar que ya debo volver a limpiar mis libros :D
    -Gleivis-

    ResponderEliminar
  13. Ese de no dejarlos todos apretados en la estantería me ha dolido. ¡Es que no caben! Ahora me siento una dueña negligente .-.
    Anyway, buenos consejos para cuidar a nuestros queridos pequeños <3

    ResponderEliminar
  14. Una entrada con muy buenos consejos y muy muy original, como la que maravillosa persona que hay detrás de la misma ;D

    Biquiños.

    ResponderEliminar