El Debatidor de Libros (20) - Los autopublicados


Como sabéis es una sección ''de los domingos'' en la que debatimos cuestiones de nuestras novelas favoritas o últimamente de novelas en general o algún otro tema relacionado con la literatura.

Si decidís participar en esta sección, recordad que:

- Las opiniones de los demás serán respetadas en todo momento.

- No hace falta decir, que los insultos y las ínfulas de cualquier tipo no están permitidos. Eso ya está claro en los principios del blog :)

- No olvides leer toda la entrada y el resto de opiniones para poder opinar con propiedad.

- Esto es un debate, ¡recuerda volver a por tu respuesta! ^^


El tema que hoy quiero tratar es uno que me viene rondando la cabeza hace mucho gracias a comentarios que leo por las redes sociales: los autopublicados. ¿Le damos oportunidad a los libros autopublicados? ¿Son menos buenos porque no están respaldados por editoriales?

Muchas son las razones por las que un autor decide autopublicarse: haber sido rechazado por diversas editoriales, no quiere probar suerte con editoriales y prefiere ir por libre, comodidad, probar una nueva vía... Pero a veces parece que eso "echa para atrás" a los lectores en sentido quizá de desconfianza. En varias ocasiones he llegado a leer comentarios tipo: "es autopublicado, pues no lo leo", "¿de qué editorial es el libro? Ah, autopublicado..." como si por no ser un libro de una editorial tuviera menos calidad. ¿Realmente tiene menos calidad? Bien es cierto que el hecho de que un libro sea publicado por una editorial significa que ha pasado por un filtro. Ha pasado por diversos lectores editoriales que se dedican a hacer minuciosos informes para determinar si el libro debería o no ser publicado en esa editorial, luego pasa por las manos de los editores, y por las de correctores y... un círculo en el que están metidos muchos profesionales del sector que se supone que harán un filtro y no publicarán absolutamente todo lo que caiga en sus manos sin asegurarse de que tenga cierta calidad literaria.

Sin embargo, ¿es así? Hay veces en las que libros publicados por editoriales nos parecen horribles y luego nos encontramos con autopublicados con una calidad excelente que, aunque no hayan tenido lectores o editores que estuvieran detrás de su trabajo, merecían la pena. ¿Que hay autopublicados que no hay por dónde cogerlos? Sí. Y hay experiencias lectoras que dicen que eso pasa muchas veces y quizá por eso estén más recelosos cuando ven que ninguna editorial los avala. Pero también hay autopublicaciones estupendas, ¿se les da una oportunidad? Supongo que hay de todo, porque como hemos podido comprobar incluso las editoriales lanzan al mercado novelas "al tun-tún" solo porque son de la temática de moda y cuya calidad es bastante cuestionable a ojos lectores. Entonces, ¿qué sucede con los autores que se autopublican?

Otra de las cosas que también me he fijado por redes sociales ha sido el fenómeno "spam". Gente que se queja de que son spameados día sí y día también por autores autopublicados para que lean sus novelas. Y ahí entra otra cuestión y quizá la parte más difícil de la autopublicación: si una editorial no los respalda, entonces, ¿cómo se van a dar a conocer si no es por medio del "spam"? Obviamente hay diferentes tipos de spam: los que te insisten y se meten hasta en la sopa mencionándote en Twitter con descaro una y otra vez, mandándote mil mails (y en caso de tener blog, algunos "haciendo como que se interesan por él cuando ni siquiera se han molestado en leeros ni un poco" y dejan el mensaje standard), pidiéndote RT's a mansalva etc y los que dejan un mensaje en su Twitter sin más (ni te mencionan ni te molestan, que dejen spam en su Twitter ya es cosa suya y si no lo quieres leer en tu TL porque ya es mucho, unfollow) o te mandan un mail, esta vez correctamente.

En este caso hablaré del spam "bueno", porque al otro, obviamente, se le suele ignorar por molesto. ¿Se le da una oportunidad a quién en este caso te manda un mail correctamente para dar a conocer su obra? He leído quejas de gente que tachaba de "pesados" a los autores autopublicados que humildemente dejan un mail para darse a conocer porque no tienen otra manera de hacerlo. Seguramente se quejaran de los que mandan el mail genérico con el que quedan mal cuando hablan a alguien en plural y es una sola persona o hablan como si fuera un chico a quién es una chica... en fin, que no se molestan en conocer a la persona a la que le mandan el mail, es comprensible que alguien se queje y se enfade y en consecuencia no quiera gastar ni un solo minuto de su tiempo leyendo la obra de alguien que hace las cosas mal. Pero, ¿y los que la hacen bien? ¿Les leemos? No tienen otra manera de promoción. No salen en los folletos de novedades de las editoriales ni les colocan (si tienen suerte) tan bien en las estanterías de las librerías, ni se habla de ellos por Twitter u otras redes sociales... no cuentan con el soporte de marketing de una editorial, o sea que tienen que buscarse las castañas ellos solos, es normal que busquen apoyo en medios como blogs literarios o manden boletines y mails que se preparan ellos solos. Con lo cual el spam si está bien hecho y no es abusivo, yo lo veo comprensible.

¿Cómo veis este tema? ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Creéis que se entiende la situación de los autopublicados o no se les da la oportunidad por no tener una editorial detrás? ¿Autopublicado es sinónimo de mala calidad y por tanto de rechazo? Como todo en la viña del señor habrá novelas mejores que otras, ¿cuales han sido vuestras experiencias con novelas autopublicadas?
Comparte en Google Plus

Sobre - Bella -

En la red me conocen como La Soñadora y administro Soñadores de Libros desde 2009. Trabajo en marketing digital en la editorial SM y estudio idiomas. Creé Las Reglas del Lector y soy una de las organizadoras y creadoras de la Blogger Lit Con. Me encantan las distopías, los buenos debates, el chocolate y hacer nuevos amigos lectores.

26 nubes :

  1. Yo creo que es normal que lo hagan y mientras lo hagan bien pues no hay problema

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que el primcipal problema es que los autores no pasan por ningún filtro.
    A parte de eso, hay muchos autores autopublicados y no muchos saben llamar la atención de los lectores y/o usar las rrss. Entonces viene cuando empiezan a mandar mails a diestro y siniestro, sin importar a quien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, eso lo comprendo. Pero como con todo, debemos informarnos antes de su uso, mirar a los demás... antes que hacer las cosas mal. Ganas más aunque tardes un poco.

      Eliminar
  3. Yo, por mi parte, creo que la autopublicación es el sitio donde se reúnen los libros que las editoriales no quieren con los libros de autores que no quieren editoriales; y que, por ello, tienen algo menos de calidad media que los libros de editorial. No digo que no haya libros buenos, que los hay, sino que hay muchos libros no tan buenos que se publican por empeño.

    Y lo del spam, bueno, no me molesta mientras no se me fuerce a leerlo (menciones en redes sociales, comentarios sólo para promoción...). A lo mejor si tengo una relación previa con el autor, no me molesta tanto que me mencione haciendo publi.
    Los correos son un tema un poco más peliagudo porque lo considero algo más personal que una red social, es algo que se te notifica en un espacio personal, pero si el autor se informa un poco de quién soy y qué leo y no me envía un correo plantilla no me resulta especialmente molesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que es una mezcla de todo. No quiero editorial o las editoriales lo han rechazado y se lanzan sí o sí a publicarlo de algún modo. Aún así se ven cosas muy buenas.
      Y sí, mientras no se fuerce... pues no tienen otra manera.

      Eliminar
  4. ¡Me interesa, me interesa! Me uno al debate :P

    Yo soy una más de esos autores autopublicados (aunque dentro de muy poco dejaré de serlo, pero eso es otra historia); por tanto, creo que me toca salir en defensa de los libros autopublicados. Al fin y al cabo, si elegí este camino fue porque encontré un valor considerable en este tipo de publicaciones.

    Tengo que decir que yo al principio desconfiaba plenamente de la autopublicación. Es por eso que entiendo bien el punto de vista de Bella, Viktor y Paul cuando hablan de ese "filtro" que suponen las editoriales. Lo compartía antes y, ciertamente, lo sigo compartiendo ahora. Es un hecho que hay mucha basura autopublicada, puesto que no hay nada ni nadie que ponga ningún tipo de freno a eso. Ni siquiera puedo poner la mano en el fuego y decir que mi libro no es pura basura, puesto que no ha pasado más control que las opiniones que los lectores me han ido facilitando.
    Sin embargo, mi punto de vista cambió un poco cuando comencé a encontrar verdaderas aberraciones publicadas por editoriales. Faltas de ortografía a mansalva, maquetaciones que hacían sangrar los ojos, portadas que parecían hechas con paint... Es cierto que esto no suele pasar tanto en las editoriales grandes y de renombre, pero en estos casos también veo una decadencia cada vez mayor en ese "filtro", referida en concreto a la temática, la calidad de la narración, la buena construcción de la trama y los personajes, etc. Hay cada libro publicado por grandes editoriales por ahí que me hace preguntarme en qué estarían pensando cuando decidieron apostar por él...

    En fin, ¿y esto le resta importancia a la ausencia de filtro para los libros autopublicados? Pues no: sólo señalo que ese filtro editorial ya no filtra tanto como antes, por lo que la diferencia no es tan abismal. Comprendo que, para los lectores, el mundo de los libros autopublicados es inmenso y confuso, y que al principio cuesta un poco distinguir los posibles buenos libros de la basurilla, pero al final aprendes. Observar la sinopsis, probar a leer los primeros capítulos (en muchas ocasiones los autores los cuelgan gratis precisamente por este motivo), fijarse en las opiniones e incluso investigar la manera en la que los autores le dan publicidad (si cometen 3 faltas de ortografía por frase, descartado) son formas de hacerte una idea de si la obra puede merecer la pena. La ventaja es que suelen tener precios muy, muy asequibles; puedes conseguir obras excelentes por menos de un euro en muchas ocasiones. Y por otro lado, si te equivocas al elegir, el error no pesará tanto en la cartera. Ah, y también creo que es una buena oportunidad de leer obras literarias actuales que escapan de las garras de las modas y de la censura (otra desventaja del filtro editorial en muchas ocasiones). Novelas experimentales, polémicas, de temáticas que no resultan comerciales pero que son muy interesantes y/o originales...

    Respecto al spam... Sí, la verdad es que la red es la herramienta de promoción más importante que tenemos en nuestra mano. Pero por dios, hay que saber usarla con moderación. Yo también estoy hasta la coronilla del spam desmedido. Si pides ayuda a los medios/blogs/cuentasdetwitter/loquesea, por lo menos tómate la molestia de investigar a quién te estás dirigiendo y de personalizar el mensaje que le diriges. Si haces las cosas con educación y sencillez, siempre habrá quien te eche un cable.

    En fin, resumo mi tocho: sí, leo libros autopublicados y creo que hay que darles una oportunidad a las joyas ocultas que hay entre ellos. Y no, el spam no mola. El spam no es del Lethani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. También encuentras cada cosa en libros publicados en editoriales que no es excusa... estoy de acuerdo. Sí, hay que dar oportunidad porque ya te digo, opino como tú en que hay joyas ocultas :)

      Eliminar
  5. ¿Mi anterior comentario se considera también novela autopublicada? >.< Cuando lo estaba escribiendo no parecía tan largo. Perdón. Si no tenéis ganas de leerlo, os remito al último párrafo XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJA <3 Mola mil. Gracias por comentar, ¡y tan extenso!

      Eliminar
  6. Yo, ante todo, soy lectora. Como tal, leo lo que me llama la atención, dejando a un lado si la novela tiene respaldo editorial o no. Pero, además, soy autora: publicada bajo sello editorial y autoeditada, por lo que estoy en ambos "bandos". Ni todos los libros que salen avalados por una empresa son fantabulosos, ni todos los autopublicados carecen de calidad. Sobre el cuidado en las ediciones y la presencia de filtros, ¿qué decir? Antes, la palabra editorial era sinónimo de calidad, pero ¿cuántas erratas y patadas al diccionario encontráis ahora en libros de los principales sellos? Seamos sinceros... ¿Y cuántas novedades de autoeditados salen, cada vez más, con portadas cuidadas y textos revisados por correctores? (Mi última novela, Esplendor, ha sido revisada y maquetada por profesionales).
    Cierto es que el hecho de que plataformas como Amazon no dispongan de filtros de calidad, convierte la búsqueda de nuestra próxima lectura en toda una aventura, pero siempre hay esperando en alguna parte una buena historia sacada con mucho amor y cuidado. Lo importante al final es que los autores den a conocer sus historias y los lectores puedan dar con ellas. Con herramientas como la previsualización o la descarga de primeros capítulos, podemos hacernos una idea de la calidad del libro o de si este encajará en nuestros gustos.
    Yo creo que tanto la publicación tradicional como la autopublicación tienen sus pros y sus contras. En el caso de la segunda, el punto negativo es la falta de medios para dar a conocer la novela. Solo disponemos de la promoción en redes sociales y el envío de ejemplares a blogs literarios, por lo que el buen funcionamiento de ambos puede ser determinante para que un libro despegue.

    Yo creo que, sobretodo, no se debe prejuzgar nada antes de conocerlo, ni etiquetar sin echar antes un vistazo.

    GRACIAS por esta interesante entrada.

    Besos alados,

    LU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡wow! Estupendo tu comentario, cielo. La verdad que poco más que añadir, estoy muy de acuerdo :)

      Eliminar
  7. Yo creo que en la autoedición hay de todo hoy en día, además si se quiere el resultado final puede ser profesional ya que son muchos los expertos en la materia los que ofrecen sus servicios con este fin: maquetadores, portadistas, correctores de estilo,...incluso hay talleres de escritura creativa para mejorar.

    Así que en este aspecto creo que algo está cambiando, las editoriales suelen ser enconsertadas, buscan ciertas tendencias comerciales y también nombres conocidos para vender, tampoco te aseguran una edición decente y el precio de los ebooks son abusivos.

    Yo por ahora no descarto ninguna opción, de momento es verdad que me tira más la autoedción porque creo que me ofrece más libertad, pero no digo de este agua no beberé porque nunca se sabe donde puedo terminar. Por ahora ofrezco mis relatos de forma gratuita en wattpad y en fanzines.

    Respecto al spam es cierto que puede ser un problema, hay gente que no conoce los límites y termina cansando, yo también lo he sufrido en mis carnes. Cuando me toca a mi lo hago en mi cuenta y en mi muro, hay que saber spamear, ains.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya al margen de que sigan modas o pongan precios por las nubes, sí es cierto que las ediciones a veces dejan bastante que desear. Hay novelas malas y novelas malas mal editadas en muchas editoriales...

      Eliminar
  8. Con los autopublicados pasa como en las editoriales: hay de todo. Calidad grande, calidad mediocre y calidad nula ^^. El problema es que, como lector, cuesta mucho discriminar qué autopublicado tiene unos criterios mínimos de calidad y qué autopublicado es simplemente un tipo que ha escrito una novela y la sube sin darle una segunda lectura ni pasarle el corrector ortográfico. Uno siempre sabe que, con una editorial, al menos corregido estará. Aunque hoy día ya no puedes estarlo tanto, porque me encuentro cada gazapo ortográfico publicado por editoriales supuestamente seria...

    Aparte, no todos los autopublicados lo son porque les hayan rechazado las editoriales. Si haces números y tienes suficiente tiempo y recursos, a veces te compensa pasar de las editoriales, como me ocurrió a mí. En mi caso, autopubliqué porque me lo demandaron mis lectores, pero me tomé (y me sigo tomando) muchas molestias para que quedara bien corregido y sin errores de ningún tipo. También dediqué mucho tiempo a la promoción, pero siempre desde el respeto y sin espamear (nunca hagas lo que no te gusta que te hagan a ti, es mi lema...). Así que cuando algunas editoriales se pusieron en contacto conmigo, estando todo el trabajo hecho, teniendo en cuenta que me ofrecían un mísero 10% y una distribución deficiente, decidí que seguía por mi cuenta.

    En cuanto al spam... Creo que eso hace más daño que otra cosa al autor. Yo prefiero confiar lo suficiente en mi obra como para dejar que el boca-oído haga su trabajo (por suerte, funciona ^^). Lo único que hice fue un e-mail genérico, para anunciar el lanzamiento de cada obra, pero no considero que eso sea un spam, y de todos modos me cuidé mucho de no enviar a lo loco, sino contactar con la gente con la que he tenido trato en algún momento, sea cara a cara o sea por e-mail.
    Desde luego, evité enviar el mail a blogs que, por su temática, no estuvieran para nada interesados, esfuerzo que muchos autores no hacen (como bloguera, sufro sus correos... y generalmente, los que no se molestan en mirar la clase de blog que tienes suelen ser los que más dan la brasa).
    Otra cosa que prefiero no hacer es inundar mi muro y mis redes sociales con anuncios de mi libro. Alguno pongo de vez en cuando, a modo de recordatorio, pero no considero oportuno ponerme pesada y egocéntrica publicando un anuncio de mis novelas cada hora y media, molestando a la gente con mis enlaces...
    La gente que hace este tipo de cosas es la que hace que los autopublicados tengamos mala fama, así que prefiero no caer en esos mismos errores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Débora, eso es hacer las cosas bien, poco más que añadir, salvo que, no he dicho que en todas las ocasiones los autores se autopubliquen por el rechazo de editoriales, como ves he puesto otras diversas opciones como la tuya: ir por tu cuenta simplemente ^^

      Eliminar
  9. Yo creo que el principal problema de los libros autopublicados es que hay muchísimos y no siempre son tan accesibles como podría parecer, sobre todo para la gente que usa principalmente las tiendas físicas para mirar libros. El filtro de las editoriales no es sólo de calidad (cosa que es debatible), sino también de cantidad. Ya es difícil a veces elegir un libro en una librería, donde el pool de elecciones está más limitado aún por lo que haya en ese momento en la tienda.

    No me parece que los libros autopublicados sean mejores ni peores y mi experiencia leyéndolos ha sido hasta ahora muy positiva, pero he visto algunos capítulos gratis llenos de faltas de ortografía y de gramática, así que entiendo a quienes no tienen ni tiempo ni paciencia para buscar algo que les pueda gustar y que sea legible.

    La publicidad puede ser complicada y a veces la diferencia entre publicidad aceptable y ser un plasta no está tan clara. Los extremos están muy bien definidos, pero queda mucho en el medio, que puede depender de la opinión personal de cada uno. A mí no me molesta un mail más bien genérico, siempre que acierten con el nombre, sexo y singular/plural, porque tiene que ser complicado mandar un mail muy personalizado a tanta gente, pero ignoro al spam molesto.

    ¡Un debate muy interesante! Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo, como resumen al debate, la verdad... Y sí, lo de la publicidad es complicado, pero siempre que se haga bien, jo, no creo que moleste, informa y ya ^^

      Eliminar
  10. Te entiendo, yo también me he encontrado comentario tipo, no me llama porque es autopublicado y yo en plan, no se si no quiere arriesgarse que lo entiendo, o ni han leído la reseña. Yo creo que mucha gente empieza con autopublicados para darse a conocer, por así decirlo, ya que hay algunas editoriales que si no eres escritora de renombre ni van a publicarte y es horrible. También es cierto, que reseñar un autor autopublicado suelen haber pocas reseñas y es ir un poco a ciegas, pero esa sensacciónde bitches, yo leí ese libro cuando no lo conocía ni Dios es genial.
    En lo del spam, si yo publicase un libro (que sería de relatos) miraría a que personas les gusta ese tipo, y spamearía a esas personas.
    Al mismo tiempo, si un blog reseña un libro auto y le gusta y llega a más y les gustas, igual ese libro puede generar tanta fama como uno editorial, y la persona puede hablar con una editorial, para sentir el respaldo.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, existe ese tipo de "temor" hacia autopublicados...

      Eliminar
  11. Me parece un tema muy interesante de tratar Bella, yo hablo desde mi experiencia. La verdad que me "autopubliqué" sin haber intentado mandar mis dos novelas publicadas por Amazon, a alguna editorial, sí que probé hace años con alguna otra. De todos modos esta forma me daba la posiblidad de maquetarme y diseñarme mis propios libros así que me aventuré a ello.
    En lo del marketing tienes mucha razón, ahí estamos solos, y no queda otra que mostrar nuestro trabajo por nuestro blog o redes sociales, aún a riesgo de que alguien nos tache de pesados. Yo intento ser comedida y no he enviado ningún email, sino que pongo algún anuncio por facebook para que quien quiera se meta y quien no lo ignore, porque creo que el correo es más personal y pone a la otra persona en una situación quizás incómoda.
    Yo no tenía muy claro si mis libros tenían calidad, pero después de mi primera publicación y teniendo todo ese problema del marketing, me he dado cuenta de que a la gente le gusta como escribo y que si tuviera más facilidades seguramente me iría mejor, peeeero...es lo que hay. Seguiremos trabajando :)

    Me gusta ver las opiniones de la gente en este tema, es muy interesante.
    Te felicito :)

    Nos leemos!!
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, me alegra que te guste! Y sí, es cuestión de seguir intentándolo y listo. Lo que tú dices, en publicidad "estáis solos", pero haciéndolo debidamente llegará a quién tenga que llegar y a quién no, lo ignorará, pero al menos no se tacha de "pesado" a nadie y tienes más oportunidades de que te lean ^^

      Eliminar
  12. Hola, es un tema complejo este.
    Yo sí leo autopublicados, de hecho, me aventuraría a decir que leo más a autopublicados que a los publicados por editorial. A mí, si la historia me gusta, me da igual qué tipo de publicación es, es en algo que no me fijo.
    Ahora bien, es cierto que hay riesgos con los autopublicados, porque como dices, hay filtros que no han pasado y puedes encontrarte con un verdadero desastre como con una joyita extraordinaria; pero es algo a lo que te arriesgas. ¿No es verdad que también hay libros que te encuentras en las editoriales que no sabes por qué han decidido publicarlo?
    Yo apuesto por todos los autores, sea cual sea su forma de publicación, pues todos se merecen una oportunidad; igual que me gusta que me la den a mí con lo que voy sacando.
    Respecto al spam es otro tema aparte, como tú dices, hay spam bueno y malo. Hay algunos que se pasan y que te piden amistad en facebook o te siguen en twitter y nada más aceptar ya están poniéndote su libro, su blog y si te apuras hasta su vida en verso, y eso no es así. Hay que hacer promoción pero con respeto e intentando no aburrir a los demás, eso al menos es lo que yo intento.

    Y ya para terminar una anécdota que me pasó ayer mismito. Hace no mucho me pidió amistad en facebook una escritora (voy a dejarla en anónima), vi que era autora y acepté la petición. Nada más aceptarla me escribió diciéndome que había visto que me gustaba la literatura y que me había agregado para mostrarme su blog (me pasa el enlace) y que además va a salir su libro a la venta o no sé qué y me envía tropecientos enlaces y que quiere saber mi opinión. Yo pasé de responderle porque no me gusta la gente que va a saco, y ayer me vuelve a escribir para decirme simplemente que su libro ha salido que me lo quiere presentar otra vez tropecientos enlaces, esta vez le respondo en plan dándole ánimos y le digo que tengo un blog, que ahora mismo está cerrado, pero que tengo previsto volver a escribir en él y que si quiere le hago una entrada cuando lo reabra, que si quiere le paso una dirección para que me pase todo el material y así no olvidarme de ella. Pues me agrega a dos fotos y me dice ya te he agregado y le digo, de esta forma quizás me olvide cuando me ponga con el blog y la tía pasando y le digo ya algo mosca, si me olvido no me lo tengas en cuenta y dice: vale. ¿Quién los entiende? Jajajajajaja, tanto armar y luego no se molesta en enviarme la información por correo para hablar de ella en el blog.

    Esa es otra, otro tema para discutir: esa gente que sin conocer a uno le pide mil favores porque sí.

    En conclusión, la autopublicación para mí es una opción tan buena como cualquier otra, yo leo autopublicados siempre que la historia me motive y estoy dispuesta a ayudarles en lo que pueda, pero que tengan respeto por los demás y no le llenen sus muros, sus mensajes privados, sus timelines con spam. Yo no lo hago con mi novela, así que por favor, que tampoco me lo hagan.

    Un saludote y espero que se me haya entendido, que hoy estoy bastante espesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay de todo de todo.
      Y vaya con la anécdota, es ese el tipo de publicidad a evitar, la verdad...

      Eliminar
  13. La entrada me ha parecido muy interesante (y alguno de los últimos comentarios más largos aportan matices extra a la entrada ;P)
    En mi opinión, el filtro editioral se rige desde hace tiempo por las modas del momento, y a veces les pesa más el buen vender que la calidad en sí, porque antes de ver que es malo ya lo has comprado y la pasta no se devuelve.

    Realmente la autopublicación es un arma de doble filo. Sirve a autores que no cuentan con el respaldo editorial o los contactos y reputación suficiente como para que una editorial los escuche. Pero también permite que cualquiera que quiera saque un libro. Esto hace que si te das contra 6 libros autopublicados que te hunden dejas de buscar y pierdes la fe ciega en los artistas escondidos. Pero quien puede evitarlo!!! Si una editorial saca durante un par o tres de meses libros horribles (interior y exteriormente) dejamos de confiar en todo y nos andamos con ojo, les damos un tiempo y a ver cuando alguien vulve a mencionar un buen libro de esa editorial.

    Es verdad que ahora parece que todo el mundo ha escrito un libro, más que nada porque los famosos de su pueblo que han conseguido 10 minutos de tele ya sacan un libro a la semana, pero la autopublicación es un tormentoso mar donde puede uno encontrar pequeños tesoros enterrados.

    En resumen, el problema es la frecuencia con la que te la puedes pegar. Y al haber más cantidad de autopublicado, también es más posible que te la pegues.
    Somos animales de costumbre y desconfiados, no nos gustan los disgustos y los fracasos, y al final, si no has encontrado esa joya entre la arena, te rindes y vuelves a los brazos de las editoriales y los autores que nunca (o casi nunca) te han dejado mal.

    Muchas gracias de nuevo por este debate!

    besitos<3

    ResponderEliminar
  14. Yo soy autopublicado, y he salido de todos los grupos de Facebook, Goodreads, etc en los que había entrado por el bombardeo constante al que he sido sometido. Si yo veo a los autopublicados como pesados (directamente y sin filtro) me espanta imaginar qué pensarán los lectores de nosotros.
    He tomado la vía de la paciencia (mucha) por temor a convertirme en un spameador profesional. Voy escribiendo en el blog, comparto las reseñas que me hacen y poco más. Me centro en escribir (o en mejorar, según se mire) porque soy un negado con el marketing, así que lo mejor es no tocar lo que no sabes usar.

    ResponderEliminar