Reseña - El Rey Trasgo, Alberto Morán Roa

Título: El Rey Trasgo
Título original: El Rey Trasgo
Autor: Alberto Morán Roa
Editorial: Kelonia
Se publicó: Julio 2012
ISBN: 978-84-939945-2-5

Sinópsis:

Han pasado ocho años desde que el imperio de Kara desapareció, convertido en polvo añil por un poder que escapa a toda comprensión.

La Ciudadela, silenciosa guardiana de la paz gobernada por tres naciones, vigila los reinos del hombre navegando los cielos.

En un pueblo del frío norte, dos amigos descubrirán un libro vinculado a un enigma del ayer y a un hombre entre la vida y la muerte.

Nacido de la pluma de un poeta, les descubrirá los secretos que moran en las montañas a través de una historia en la que conservar la vida vale más que conservar la humanidad.

El mundo apura sus últimos latidos...

Y en la cima de los Picos Negros, contemplando el paso del tiempo entre delirantes pensamientos, el Rey Trasgo aguarda el momento de construir sus sueños a partir de sus cenizas.




¡Reto superado! -Se oyen vitores en mi cabeza, cosa que es alarmante-. Tenía ganas de leer este libro así que cuando vi que en El sueño del dragón se proponía una Lectura Conjunta no dudé en apuntarme. Había que leerlo y reseñarlo antes del 25 de agosto, ¡y aquí estoy! -aplausos, es el primer reto de lectura al que me apunto-.

Para empezar debo decir que tras leer la última página y cerrar el libro me ha costado mucho asimilar el final. ¡Por que vaya final! Desde luego que, y como ya creo haber dicho por Twitter en el hashtag de la lectura conjunta, gustándome tanto la fantasía épica no sé como no leo mucha más. La disfruto tanto, tantísimo, que este libro ha despertado en mí las ganas de seguir leyendo más a menudo novelas de este género.

En él nos adentramos en un mundo dividido en tres reinos importantes: Ara, Esidia y Thorar. Las tres naciones se unieron para gobernar La Ciudadela, una ciudad flotante que vigila todos los reinos habitados por el hombre, desde las alturas, llevando la paz consigo allá a donde va. Peeeeeeero... claro. No todo es paz. Y la novela está llena de giros del destino, guerra, muerte, venganza, y tropecientas cosas más que nos harán tener el corazón en un puño la mayor parte de nuestra lectura.

El libro se separa en dos partes, la de La Ciudadela y la de la Montaña. La primera es mucho más belicosa y podremos ver guerras, mucha acción e incluso aprender un montón sobre armas o estrategia. En la segunda se nos narra una situación que comienza en un apacible pueblo con dos amigos: un librero y un escriba, que por cosas del destino se ven metidos hasta el cuello en un berenjenal que tiene mucho que ver con la Ciudadela y un par de cosas más que descubriréis con ellos por el camino.

Las dos partes me gustaron mucho, no hay una que antepusiera ante otra. No es de ese tipo de libros que se divide en dos y estás deseando que acabe la parte muermo para poder volver a la siguiente, ¡qué va! Yo acababa una parte y me daba rabia empezar la otra de lo interesante que se había quedado, pero empezaba la otra y ya no la quería dejar. Era increíble. Aunque lo realmente increíble de todo esto es la pluma del autor. Si la trama ya de por sí atrapa y te mantiene pegado a las páginas, la pluma del autor ayuda a que no puedas despegarte del libro ni para ir a cocinar (soy prueba viviente de ello). No es lo mismo un libro con una trama que dices: ¡Wow, qué interesante! que esté escrito por un autor que narra de una forma aburrida a más no poder, que una trama buena y una forma de escribir igual de buena. Sus palabras, sus metáforas, la forma de introducirnos en la historia... ¡no podría estar mejor narrado!

Así que como imaginaréis gracias a eso el ritmo fue más que bueno. Se lee muy rápido pese a ser de fantasía (siempre está ese miedo a: dios, va a ser súper pesado con tanto nombrecito, tanta guerra y tanto reino... ¡Oh, contraire, mon ami!) y se me acabó en un suspiro (dejando de lado mis otros quehaceres, obviamente).

Ambas partes, la de La Ciudadela y la de la Montaña son distintas y con personajes distintos. Como ya he dicho ninguna me ha gustado más que otra porque las dos tienen ese punto de intriga, misterio y tensión que tanto agradezco (sobre todo la tensión, adoro -muy en el fondo- que me tengan en vilo), así que de las dos partes rescato a personajes estupendos y con mucha profundidad de los que rápidamente te encariñas. Craso error, porque si hay algo que tiene este libro es una pizca de crueldad, es decir, cuando crees que por fin todo va a acabar y va a acabar bien: da un giro inesperado y todo lo que deseabas se va al garete en un segundo. Eso es quizá lo que yo más destacaría. Me gustan estos libros en los que te vas encontrando sorpresas y se van volviendo más retorcidos a cada página que lees. Bien es cierto que te da mucha rabia y exclamas más de un "¡Nooooo! ¡Maldito autor del demonio! ¿Qué has escrito?" pero en el fondo lo agradeces porque es lo que le da vida a la novela y hace que la disfrutes por lo interesante que se va volviendo. Me ha provocado más de un escalofrío en este aspecto, lo confieso.

Uno de los personajes (ya puestos a hablar de ellos) más interesantes para mí, ha sido el propio Rey Trasgo. Parece que después de tanta Ciudadela, tanto reino y tanta guerra un trasgo no pincha ni corta en esta novela. ¿Qué tiene que ver en todo esto? Pues ya lo comprobaréis (y os quedaréis de stone al hacerlo). 
Realmente me ha parecido el personaje más complejo y a la vez, el que me ha hecho ponerme más nerviosa por momentos.

El final... uno de esos de película. De los que te deja con ganas de saber más, mordiéndote las uñas, maldiciendo a los cuatro vientos por todo lo que ha pasado y con la lagrimilla tras la última palabra imposible de creer. El corazón me latía a mil por hora, ¡se os va a salir del pecho!

Sin duda esta es una lectura imprescindible para los amantes de la fantasía, pero (y ya entenderéis el doble sentido de esta frase), ¡cuidado con vuestros corazones!





Este libro es crueldad pura y dura. No solo me ha tenido con el corazón en un puño todo el tiempo sino que lo que ha ido pasando me lo ha ido encogiendo poco a poco. Yo no podía creer lo que leía, simplemente me limitaba a releer y cuando ya no había vuelta atrás, seguía. ¡Qué dolor de alma! (Ahí, mi vena fangirl se hace patente a la voz de ¡ya!)

1. El Rey Trasgo: ¡No me da! ¡No puedo! ¿Hola? O sea, este es el que les da la Ciudadela a los humanos para que se destruyan, se carga Esidia... ¡y es solo un enano feo y calvo que no levanta medio metro! No puedo con estos personajes que son en apariencia débiles pero luego son los peores. O sea que sí, que está genial, pero me dan una rabia increíble. Sobre todo porque parece tan dulce y tan calmado, con sus risitas y su continuo observar a las nubes y luego es un cruel y un... ¡puf! Y lo mejor es que Mirias (que luego no es Mirias pero para mí lo será siempre, hala) por un error lo convirtió en lo que es. ¿Qué error? ¿Qué hizo? ¡Cuánto misterio! Hay que cargarse a este tío y espero que lo consigan.
1.1. El Rey Trasgo hace polvo Esidia: ¡Y todos los que mueren! Cuando se van narrando una a una las muertes: Gaev y su nieto, Elías el médico y su mujer, el entrenador de Kaelan... se me caía el alma a los pies. Estaba narrado de una manera increíble. Sentí algo parecido a lo que sentí al ver Titanic (vale, obviad la comparación y centraos en el sentimiento) cuando se veía a la madre contándoles un cuento a los niños para que durmieran, a los abuelos abrazándose... todos sabiendo que iban a morir. Era una de: ¡No! ¡Noooo!

2. La Montaña: ¡Qué bien estaba narrada esta parte! Cuando los juglares se adentraron en la Montaña porque no tenían más salida... señor, qué parte más interesante. Podías sentir lo que ellos sentían, cada vez más débiles y hambrientos. Y como uno a uno iban pereciendo... la verdad es que era la parte más escalofriante de la novela, yo creo. La del diario de Lucio. ¡Ay, Lucio! Cómo sufrí con su muerte y lo que le hizo el Rey Trasgo en su último aliento, menos mal que no era cierto, pero... ¡cómo le hace eso! Mi boca se desencajó dos minutos durante esa escena. Crueldad por todas partes.

3. Los bárbaros de los Picos Negros: O sea que estos al final eran los que llevaban a los humanos que se perdían por ahí hasta el Trasgo para hacerle un sacrificio, con la marca de ceniza y tal. ¿Entonces Lia? ¿A Lia también? Quedaba claro y no quedaba claro. Yo mantengo la esperanza de que esté por ahí. ¡Tiene que estar por ahí! 

4. Naié, Tobías, Mirias y Helmont: ¿Y qué va a ser de estos ahora? La primera pudo escapar de los Picos Negros y me muero por saber qué le deparará el destino ahora que está totalmente sola y como se va a unir a alguno de estos, porque se la van a tener que encontrar de otro modo no sé qué pinta en la novela. Y en cuanto a los otros tres... es que me parecen el típico trío de amigos adorable con sus bromas y sus cosas... que sé que con lo cruel que ha sido la primera parte, uno palmará en la segunda. ¡Y Helmont es carne de wyverna, señores! A ver si consiguen convencer a la gente que el sufrimiento de todas las naciones es por el Trasgo.

5. Kaelan: ¡Uno de mis favoritos! Sufrí muchísimo con él durante toda la novela. Primero el brazo, luego lo repudiaban, luego lo creí muerto. Casi tiro el libro por la borda cuando leí la escena y finalmente quedó en otro más de mis sustos. ¡Vive! Vive pero él y los dos esidianos que lo rescataron van a tener que pagar por sus curas. Se adentrarán en ese bosque, ¿y qué? Ya solo sufro de pensarlo.

6. Ara: ¡Traidores! Encima de cobardes haciendo tratos con la que por aquel entonces era la nación más poderosa, Kara, y comprando la paz... ¡van y se sublevan contra todos! Cuando vi a Xo revelándose como el artífice de todos los planes que habían ido tramando los arenses a espaldas de Thorar y Esidia, no pude evitar reprimir un: ¡lo sabía! Ese tenía pinta de traidor desde el principio. Y al pobre de Larj de Ithra lo juzgué mal, luego resultó ser más limpio que todos esos. ¡Gran personaje!

Así va todo, ardo de feels. ¡Ya quiero saber qué pasa en la segunda!




Tal y como el autor reveló en la Blogger Lit Con 2013, ¡habrá segunda parte! Se titulará Títeres de Sangre y se publicará a finales de año.
Comparte en Google Plus

Sobre - Bella -

En la red me conocen como La Soñadora y administro Soñadores de Libros desde 2009. Trabajo en marketing digital en la editorial SM y estudio idiomas. Creé Las Reglas del Lector y soy una de las organizadoras y creadoras de la Blogger Lit Con. Me encantan las distopías, los buenos debates, el chocolate y hacer nuevos amigos lectores.

13 nubes :

  1. ¡Hola!
    Me has matado con tu reseña sin spoilers. *-* Quiero leerlo desde hace muchísimo y ahora... ¡Lo necesito! Bueno, no, pero casi.
    Gracias por la reseña.
    Nota: los de fantasía son los que más rápido leo, a excepción de Eldest. xD

    Besis.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué pintaza! me lo apunto en mi lista de PENDIENTISIMOS, me llama muchísimo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh my God! No me esperaba una reseña tan entusiasta ^^, tendré que leerlo antes de lo previsto ya que me has dejado con los dientes largos y me estoy haciendo heridas de aguantarme las ganas de darle una probadita.

    ResponderEliminar
  4. Me da la sensación de que habrá más de dos libros. Dicho esto, me han entrado muchas ganas de leer el libro a medida que leía la reseña, y eso que no soy mucho de fantasía, si es épica pues me gusta algo más. Me apunto el libro. De momento voy con las espectativas muy altas, espero que no me decepcione. ;)

    ResponderEliminar
  5. Vete a saber porque, cada vez que veía este libro por ahí me daba la sensación de que era más infantil de lo que realmente es. Quizás el titulo, quizás la portada, me daban la impresión de que serian una especie de "cuento" par adolescentes. Ya veo que estaba de lo más equivocada.

    Se nota mucho que el libro te ha enamorado. Y como soy algo masoquista en ese aspecto, le voy a dar una oportunidad aunque me acaben entrando ganas de asesinar al autor en ciertos momentos ^^

    Jo, me encantan los libros de aventuras que tienen guerras y peleas *.* Ahora no puedo esperar a comprarlo >.<

    ResponderEliminar
  6. Wow!
    No conocía este libro, si siquiera había leído antes una reseña antes de este libro, pero tiene muy buena pinta, y por la reseña veo que te ha gustado mucho, así que me lo apunto. Sin duda, va directo al primero de la lista, lo tengo que leer! *.*
    Muchísimas gracias por la reseña, wapa!
    Un besote enorme

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, guapa!
    Pues le tengo ganitas, tiene una pinta taan estupenda *-* Y soy como tú, adoro la fantasía épica y no sé por qué no leo más de ella!
    Me alegro de que te gustase tanto, gracias por la reseña =^.^=
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. No sabía de este libro pero hablas tan bien de él que me han dado ganas de leerlo.
    Aunque me parece que no está disponible en mi país, lastima u.u
    Pero bueno, ya está añadido a mi wishlist.
    Gracias por la excelente reseña.

    Saludos ;D

    ResponderEliminar
  9. Llevo un montón de tiempo detrás de este libro! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. No había oído hablar de este libro hasta esta semana, pero después de tu reseña me han entrado unas ganas enormes de leerlo. Eso sí, quiero esperarme a septiembre, para leerlo pausadamente y disfrutarlo (hasta que no acabe los exámenes, nada).

    ResponderEliminar
  11. Yo había escuchado de este libro pero seguramente en mi país jamás lo encontraré u.u

    Gracias por la reseña

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. NO habia oido de este libro, pero si que me gustaria leerlo

    ResponderEliminar
  13. Yo comento siglos más tarde porque ya he cumplido también con el reto (aunque aun tengo pendiente la reseña). He sufrido muuuucho con el libro. Y había algunas partes en las que a Alberto lo renombré como el George Martin español. ***SPOILER*** Cuando casi mata a Kaelan casi me muero yo, vamos. Kaelan no se toca, hombre, que lo quiero mucho >.< Y sí, sospecho que vamos a sufrir muchísimo más en la segunda parte T.T

    ResponderEliminar