La nube de los recuerdos (2) El rey Simplón


La nube de los recuerdos es una sección en la que enseñaré y daré a conocer libros que leía de pequeña y que de algún modo marcaron mi infancia. Algunos de ellos por desgracia están descatalogados, ¡y nunca más los he vuelto a ver! (ya que muchos ya no los conservo). En esta sección recordaremos esos libros, podremos hablar sobre ellos, y podréis compartir los vuestros. Además si sabéis de algún sitio donde aún puedan encontrarse, ¡podréis compartirlo aquí!


¿Habéis oído hablar del rey Simplón 13? ¿No? ¡Pues fue un rey muy valiente! Hoy en este número de La nube de los recuerdos os voy a contar como llegaron hasta mí sus aventuras.

Resulta que de los varios libros que me mandaban para clase de Lengua y Literatura en el colegio, uno de ellos fue El rey Simplón. Por aquel entonces yo no contaría con más de 7 u 8 años, ¡vaya! Y ya me gustaba un muchísimo leer así que lo cogí con gusto. Recuerdo que aquel libro me entretuvo un montón,  a pesar de que no pasa de las aventuras de un rey muy simple que solo con la palabra y algo de astucia, salva a su reino de un temible dragón y un ejército de enemigos. Pero a mí me encantó porque tenía unos puntos de humor muy interesantes y me divertía con las actividades de las últimas páginas (¡sí, sí, venía con actividades!)



Pasaron los años y aparqué al pobre Rey Simplón en la estantería porque por aquel entonces me empezaron a interesar otro tipo de lecturas (y no dejaba de ser un libro que te habían mandado para el colegio, y claro, yo soy de las que "me gusta más leer lo que yo misma elijo, gracias"). Pero la casualidad (o el hecho de pertenecer al mismo colegio y que no les haga falta cambiar de libros) quiso que a mi hermano mediano también le mandaran el libro para su clase de Lengua y Literatura. Pegué un brinco cuando le vi leyendo el libro: "¡Anda, tú también lo tienes que leer ahora! ¡Es muy divertido!" le dije. Mi hermano me miró con asco, ¡no le gustaba leer! Más tarde oí sus carcajadas desde mi habitación y cuando me asomé a comprobar qué pasaba, resulta que leía el libro. De lo único que hablamos después de que terminara de devorarlo, era de las tonterías del Rey Simplón.



Quizá la razón por la que lo recuerdo con más cariño, es porque fue uno de los primeros libros que compartí con mi hermano. Es decir, pude comentar con mis compañeros el libro cuando era pequeña, pero cuando creía que lo tenía olvidado también se lo mandaron leer a mi hermano y el encuentro fue muy agradable. Así que le guardo ese cariño especial.

Al contrario que con Abracadabra Pata de cabra, este libro sigue aún en nuestras estanterías y de hecho, sigue vendiéndose todavía. De modo que siempre que quiera puedo revivir las aventuras de este curioso personajillo una y otra vez. ¡Es genial!




Título: El rey Simplón
Autor: Braulio Llamero
Editorial: Bruño
ISBN: 9788421693858
Precio: 7.75€

Sinopsis:

Érase una vez, un país muy lejano donde todos los reyes se llamaban Simplón. El primero de todos se llamó Simplón I, el segundo Simplón II, el tercero Simplón III… El rey que reinaba en aquel tiempo se llamaba Simplón XIII y era un rey buenísimo, no le gustaba las guerras, ni las grandes comilonas, ni el dinero…En cambio le encantaba los jardines y adoraba a su real cocinera porque hacía flanes como nadie.


El pobre rey Simplón es muy bueno. Tanto, que cuando hay malas cosechas en su reino, ni cobra impuestos. Claro que esto despierta la cólera de aquellos que viven en su palacio y se aprovechan de él solo porque es rey. Fijaos si será bueno y todo que incluso cuando se oye por el reino que un dragón se lo está cargando todo, él va hacia el dragón sin armas ni nada. Solo para dialogar. Se puede pensar de eso que es un rey muy tonto...pero al contrario.

Me gustó mucho el libro de pequeñita, no solo por la historia, que era entretenida si no por ese toque de humor del que está impregnado cada página. Cuando era una canija solo me di cuenta de la historia del rey valiente, de las aventuras con el dragón etc pero no capté el fondo de la historia hasta años después, cuando lo releí. En el libro se habla de que el dinero no lo es todo, ni da la felicidad, y que en ciertos aspectos de la vida ni el dinero puede salvarte. También se habla de la valentía, del poder de las palabras y el razonamiento y de la figura de un rey. Me gustó cuando el rey se encaminaba hacia el dragón y las gentes del reino querían detenerle porque "la figura del rey es demasiado valiosa y no se podía exponer así". El rey Simplón se dio la vuelta y dijo: "¿Y para qué sirve un rey entonces? Para algo que puedo hacer por vosotros..." Y tenía razón. El rey no quería ser una figura más el ajedrez a la que proteger en su castillo sin hacer nada. Aquel paso me gustó, hacía cosas por su pueblo.

Es un libro divertido que enseñará a los más peques el valor de las cosas, acompañado de ilustraciones desternillantes y un final conmovedor.
Comparte en Google Plus

Sobre - Bella -

En la red me conocen como La Soñadora y administro Soñadores de Libros desde 2009. Trabajo en marketing digital en la editorial SM y estudio idiomas. Creé Las Reglas del Lector y soy una de las organizadoras y creadoras de la Blogger Lit Con. Me encantan las distopías, los buenos debates, el chocolate y hacer nuevos amigos lectores.

15 nubes :

  1. Hace mucho que lo leí y ya no lo recordaba.
    Gracias a tu sección me has dado una bonita idea para regalarle a mi prima. (Como buena prima mayor estoy intentando que se adentre en el mundo de la literatura.)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡El rey simplón!!!! Mi infancia *-* Cuánto tiempo *-* Era uno de los pocos libros que me gustaban de pequeña xD

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encanta esta sección!! Yo no leí El Rey Simplón pero seguro que si lo hubiera leído me habría marcado, jaja. Hay que fomentar la lectura desde que somos bien pequeños. Mi padre lo hacía con mi hermana y conmigo, los nuestros eran de Barco de Vapor, Leo-Leo y de ese tipo.

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo conocía :O Pero seguro que me habria encantado <3

    ResponderEliminar
  5. Ay me encanta el nombre ;) besooos!

    ResponderEliminar
  6. Qué mono, esta sección es preciosa :)
    A todos de niños nos encantaban los libros que nos hacían reír :3

    ResponderEliminar
  7. Este lo leí hace poco con mi pequeña y nos encantó. Lo que nos reímos con este libro. Muy buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me recuerda mucho a tres que me tuve que leer yo del estilo de este libro: "Carlos Baza,Calabaza", "La gota de lluvia" y "Un gigante en el bolsillo". Me encantaban y lo que me pude reír con ellos. Prácticamente serán los primeros libros que leí.

    Besos^^

    ResponderEliminar
  9. Si un día te hice un poco más feliz con este libro, hoy has hecho tu lo mismo conmigo. Gracias por dejar constancia de recuerdos tan hermosos. Y considera nuestra eventual deuda saldada: quedamos empatados en afecto.
    Braulio Llamero,
    autor de El Rey Simplón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque yo añado un poquito más de felicidad por mi parte, gracias a tu precioso comentario. Me ha sorprendido mucho a la par que emocionado. El rey Simplón es tan parte de mi infancia como lo es de la de mi hermano, y le guardamos un cariño inmenso. Gracias por él hace tantos años, y por la sonrisa que me has arrancado ahora :)

      Eliminar
  10. OH!! El Rey Simplón!!! Que recuerdos... Y que sección tan bonita... ES bonito recordar libros de infancia que nos hicieron un poquito mejores...

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Curiosa y preciosa entrada ^^

    Me llama la atención "La brujita Gari" :D

    Saludos rojiza!!! :***

    ResponderEliminar
  12. :O

    ¡Este libro lo leí de peque en el coleeeeeeeee! *O* Y me gustó mucho, jajajajaja, ¡qué recuerdos! ^^

    ¡Un abrazote! :)

    ResponderEliminar